martes, 3 de febrero de 2015

Reseña: Orgullo y Prejuicio








Autores:   Jane Austen
Título original: Pride and Prejudice
Editorial: Debolsillo
Páginas: 439






Sinopsis
A  lo largo de una trama que discurre con la precisión de un mecanismo de relojería, Jane Austen perfila una galería de personajes que conforman un perfecto y sutil retrato de época: las peripecias de una dama empeñada en casar a sus hijas con el mejor partido de la región, los vaivenes sentimentales de las hermanas, el oportunismo de un clérigo adulador… El trazado de los caracteres y el análisis de las relaciones humanas sometidas a un rígido código de costumbres, elementos esenciales en la narrativa de la autora, alcanzan en Orgullo y prejuicio cotas de maestría insuperable.


Opinión personal   

Orgullo y prejuicio de Jane Austen es una novela clásica romántica. Fue la segunda novela publicada de esta autora.
Este libro me lo recomendó una amiga,  y en cuanto tuve la oportunidad de encontrarlo en la feria del libro, lo compré sin dudarlo.
Pues bien, siendo un libro tan aprobado y querido por todos los que lo han leído, con entusiasmo me sumergí en su lectura.   
En primer lugar, tengo que destacar me encanta lo clásico, así que de cualquier novela así, no me despegaría.  A pesar de ello, no estoy acostumbrada a leer libros así, por tanto, me costó un poco adaptarme para entender la lectura. En algunos momentos me sentía perdida, o me parecía que pasaban las cosas rápido y sin que la autora lo contara, pero me di cuenta de que es así como lo redactaba Austen.
Elizabeth Bennet (Lizzy), la protagonista de esta novela, es hija de los Bennet junto con sus cuatro hermanas. Tratadas como Miss Bennet. (Me encanta esta forma de dirigirse a la gente, en esta época).  Lizzy es la segunda mayor de las hijas Bennet; la madre tiene por afición intentar casar a sus hijas cada vez que ve la oportunidad. Se pone como loca, en cuanto llega a Merynton; como cuando llegó a la ciudad un joven llamado Sr. Bingley, famoso por tener una buena fortuna a su favor, acompañado por su mejor amigo, el Sr. Darcy, quien era mucho más rico que el primero, pero no esperan que, Mr. Darcy, fuera tan orgulloso y antisocial. Al contrario que su mejor amigo (Sr. Bingley) Darcy, estaba completamente negado a admirar a las chicas más preciadas del lugar, incluyendo a las señoritas Bennett, menospreciando incluso a alguna de ellas por su poca belleza o escasa inteligencia.


Aunque Mr. Darcy, fuera uno de los más distinguidos caballeros del lugar; su orgullo y su arrogancia, espantaba a cualquiera, incluyendo a nuestra protagonista, Elizabeth, quien no duda en responderle con total suspicacia. 

 “(…) comenzó a tenerla por inteligencia como pocas, lo cual se manifestaba en la expresión de sus ojos negros. (…) Por más que con ojos de crítico percibía más de un defecto de simetría en su figura, se vio obligado a reconocer que era esbelta y proporcionada, y aún cuando aseguraba que sus modales no eran particularmente refinados, quedó prendado de su gracia y su desenvoltura. Ella ignoraba todo esto.”

Quizás sea por mi falta de costumbre de leer este tipo de género literario, pero no me parecía muy justo la manera en que la trataba Darcy desde el principio, mientras que en pleno silencio, empezaba a sentir algo profundo por Lizzy. Pero el carácter de ella, me pareció ideal para enfrentarse a la arrogancia de Mr. Darcy. Sobre todo su fácil manera de desarmar al otro con su inteligencia.

“-En mi opinión, la poesía ha sido siempre el alimento del amor- dijo Darcy.”

Sin embargo, Darcy no se queda atrás, es un caballero respetuoso y me atrevo a decir, bastante tímido, de ahí la arrogancia e irritación que muestra hacia los demás, especialmente a la sociedad inferior a él. Costándole mucho entablar conversación con personas a las que acaba de conocer.
No os digo más, como yo, tenéis que descubrirlo leyendo. Yo tuve mayor interés hacia él, por saber cómo era realmente y porqué lo adoraba todo el que ha leído este libro.  También lo considero un hombre muy inteligente, difícil de engañar o persuadir.

“(…) Tú tienes por respetable y a todo el mundo y te ofendes si hablo mal de alguien. Yo te tengo por perfecta sólo a ti, y te opones a ello. No temas que exagere al elogiar tu buena predisposición hacia todos. (…) Cuanto más conozco el mundo, más me irrita, y todos los días confirmo mi creencia en la inconstancia del carácter humano y en la poca que me inspiran las apariencias del mérito o talento.”

Habrá diversos personajes que irán apareciendo según avance la historia.

“-¿Cree usted que me asusta, Mr. Darcy, al venir de esa manera a escucharme? Pues yo no me acobardo, aunque su hermana toque tan bien. No me dejo asustar por nadie, sépalo. Cualquier intento de intimidarme no hace más que estimular mi valor.
-No le diré que está equivocada –replicó él-, aunque bien sabe que no es mi intención intimidarla. (…) le gusta expresar opiniones que en realidad no son las suyas.

Mi escena favorita es el momento en que Darcy da el paso de declarar sus sentimientos hacia Lizzy. Creo que me quedé tan impresionada como la protagonista, pero en el fondo fue muy bonito. Darcy no causa buena impresión al lector, ya que miramos la historia desde el punto de vista de Elisabeth, a quien le cuesta entender y admirar el carácter de este, poniéndole incluso de insoportable.

“Tras un silencio de varios minutos, se acercó a ella y, con visible agitación, dijo:
-He luchado en vano. Ya no quiero hacerlo. Me resulta imposible contener mis sentimientos. Permítame usted que le manifieste cuán ardientemente la admiro y la amo.”

“(…) Los ojos de Lizzy y Darcy se encontraron al instante, y los rostros de ambos se ruborizaron. Él se paró en seco, permaneció por un instante inmóvil a causa de la sorpresa, (…).”

Otro punto que destacaría, de los personajes es que son muy directos a la hora de decirse mutuamente sus sentimientos, no se andan con rodeos; pero siempre manteniendo el respeto hacia el otro. Es algo que en la sociedad actual, está bastante escaso.

“-Sí –replicó Darcy, que no pudo contenerse más-; eso fue sólo al principio de conocerla, porque hace muchos meses ya que la considero como una de las más bellas mujeres que conozco.”

Después de conocer bien a Mr. Darcy, confieso que me enamorado de este hombre. Solo el que haya leído ORGULLO Y PREJUICIO, sabrá por qué finalmente consigue enamorarnos a todas.

“(…) Así fue desde los ocho a los veintiocho años, y aún lo sería si no fuese por usted, queridísima, amadísima Lizzy. ¿Qué no he de deberle? Me ha dado una lección, ciertamente dura al principio, pero muy provechosa; por usted quedé humillado como convenía, usted me mostró cuán insuficientes eran mis pretensiones para complacer a una mujer merecedora de ser complacida.”

Sin más, tengo que deciros que recomiendo esta novela a todo aquel que no lo haya hecho, es un clásico que no se debe desperdiciar. Un relato romántico, al estilo Jane Austen.

Ha sido una lectura ligera, aunque su forma de escribir no sea del que estamos acostumbrados actualmente, supongo, pero me pareció fácil de avanzar, sin pararse en descripciones demasiado extensas. 



5/5
Me encantó
 [Imprescindible]
Fátima

2 comentarios:

  1. Hola
    que ganas tengo de leerlo para enamorarme de darcy como muchas jaja
    un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Te gustará! ^^ Espero saber pronto tu opinión sobre ello.
      Besos.

      Eliminar